Page 2

Periódico 128

2 I PERFIL EL SECTORt&OFSP Javier García Martín PRESIDENTE DE FEVAMA “El cambio en el modelo de negocio es factor clave en la recuperación” Acaba de ser nombrado presidente de Fevama, ¿cómo afronta este nuevo cargo? Muy agradecido, personal y profesionalmente. Surge a raíz de la experiencia como presidente de Aidima. Fue un periodo que coincidió con la fusión con Aimme, dos años repletos de reuniones y acuerdos, en los que finalmente la fusión se resolvió favorablemente para ambos sectores. A partir de ello, me propusieron como presidente de la Federación. Es inusual ver a una persona de su edad en la Presidencia Tengo 44 años y la verdad es que la media de edad en las reuniones es mayor que la mía. Pero para mí resulta habitual, pues desde muy joven he estado relacionado con asociaciones empresariales y acudiendo a las reuniones en representación de la empresa de mi familia. También ha coincidido en un momento en el sector en que toda una generación de empresarios, que ha sido importantísima para la Comunidad Valenciana, está efectuando el cambio. La segunda, y en algunos casos, tercera generación, está tomando el relevo en la empresa y, consecuentemente, empezamos a ver a personas de mi generación en cargos representativos. ¿Cuál es la situación actual del sector de la madera y el mueble en la Comunidad Valenciana? Nos encontramos con un sector con una situación complicada, pero, al mismo tiempo, se han hecho ya muchos deberes, se ha efectuado una reestructuración empresarial y comienzan a verse mejores resultados. De hecho, es el segundo año de balance positivo. ¿Podemos empezar a hablar de recuperación? Sí, porque el sector está creciendo, pero debemos hacerlo con un optimismo moderado, porque todavía existe debilidad económica y serán fases lentas de recuperación. Hemos perdido el 60% de la facturación en ocho años y nos va a costar mucho de recuperar. Y el único modo es la internacionalización. Los volúmenes que en el pasado estaban centrados en el mercado nacional, hoy se los ha llevado la distribución de bajo-medio coste. Y ése no es el modelo que una empresa valenciana pueda asumir, porque tenemos pocas opciones en un mundo globalizado donde las diferencias de las exigencias laborales, salariales, medioambientales… hacen muy complicada la competitividad en bajo coste. ¿Se ha creado un nuevo escenario en el sector? En cierto modo sí. Y como Federación debemos adaptarnos también a ese nuevo escenario. Ahora, los sectores se interrelacionan de forma horizontal, pues los productos no tienen el material de origen tan identificado. Un mueble puede ser de madera, pero también de plástico, metal… o la combinación de todos. Y esa horizontalidad hace necesaria una mayor integración entre los diferentes sectores y asociaciones empresariales. También ha cambiado el perfil de las empresas. Nuestro sector está compuesto por pymes, pero su fisionomía está cambiando. Es un modelo diferente, donde pequeñas y medianas empresas están adquiriendo un volumen económico importante gracias a la internacionalización. Podemos encontrarnos con empresas muy pequeñas y muy dinámicas, por su diseño, por sus capacidades, por su segmentación… Además, se incorporan a la empresa nuevos perfiles profesionales, nuevos valores propios de la industria 4.0: marketing online, comunicación digital, herramientas que ya son accesibles para la pyme. La Federación juega un papel importante para potenciar la formación y los canales para poder acceder a ellas, y encontrar las vías para introducir a una nueva generación profesional que se está especializando en esta nueva empresa interconectada. El sector tiene que avanzar tan rápido como la sociedad. Y también ha cambiado nuestro mercado. Hay que buscar las oportunidades en el exterior, en nichos concretos que necesitan un trabajo mucho más especializado, y recuperar los volúmenes perdidos mediante la innovación, el diseño y la tecnología, porque la calidad ya es intrínseca a nuestro producto. ¿Cuáles son sus objetivos en Fevama? Un objetivo importante para mí es contribuir a la modernización del sector en relación con la tecnología. Creo que hay grandes oportunidades en la tecnología y domótica integradas en el producto, para lograr que el mueble sea producto de moda, deseable, apetecible, renovable y necesario en la mente del consumidor. Y en este sentido, juega un importante papel la promoción, el desarrollo de campañas para potenciar ese valor de moda. Y otro gran objetivo es potenciar la comunicación con las empresas, con las que integran y las que no integran la Federación, conseguir hacerles llegar la importancia de trabajar todos juntos por unos objetivos comunes con los que todo el mundo se sienta identificado. ¿Cuáles son los puntos fuertes que ofrece Fevama al sector de la madera y el mueble? La Federación es imprescindible para el sector. Desde la negociación de los convenios al diálogo con la Administración o los proyectos conjuntos. Aporta la unión y la representación, que da la fuerza individual a cada empresa representada. Un lobby fuerte permite que el sector de la madera y el mueble en la Comunidad Valenciana tenga fuerza y tamaño suficiente, no sólo a nivel autonómico y nacional, sino también en Europa. Hoy, nuestros centros de decisión se han trasladado a Bruselas, y las ayudas, las subvenciones, los proyectos, provienen de allí. Los fondos vienen de Europa. Y si queremos un sector fuerte en la Comunidad Valenciana tenemos que ser capaces de preparar y presentar proyectos conjuntos a Europa. Cuantos más seamos, más capacidad tendremos de acceder a una potenciación planificada de todo el sector. Si nos quedamos en una visión particular, o local, nos perderemos gran parte del desarrollo que se está llevando a cabo en otros sectores y en otros países. Un presidente 4.0 Javier García Martín apuesta por la tecnología, por la industria 4.0, por la integración de la domótica en el mueble, y de la realidad aumentada en la impresión. Es un espíritu inquieto y autodidacta, en constante formación y dinamismo. Vive la madera desde que nació y recuerda los juguetes que le hacía su padre, su fuerte de los clicks repleto de detalles en madera de verdad y un cajón de cómoda con cuatro ruedas reinventado en coche. Y jugar entre las piezas del enorme almacén de Micuna en la época de la producción masiva, que él veía igualito a aquél que acabó guardando el Arca Perdida de Indiana Jones. Desde entonces, muchas horas de trabajo y formación en el sector, que le han convertido hoy en Presidente de Fevama, vicepresidente de Aidimme y director general de Micuna, horas que trata de compaginar con su tiempo personal, dedicado a la familia y al deporte, “es como la válvula de la olla express, completamente necesario para liberar tensiones”. La bicicleta de montaña es una de sus actividades fijas “subiendo La Calderona y las montañas cercanas a Valencia, pero si lo que quiero es relajarme, elijo la vela latina en La Albufera, con el ritmo suave, el ruido del viento y el chapoteo de la barca”.


Periódico 128
To see the actual publication please follow the link above